Nuestra Historia

En el año 1945, la Iglesia local concreta su trabajo pastoral en el campo social, con la creación de la OCSA (Organización Católica Social Arquidiocesana), precursora de la actual Pastoral Social, gestión desarrollada por Monseñor Joaquín García Benítez, Arzobispo de Medellín.

En el año 1962, a partir del Concilio Vaticano II, donde la Iglesia subraya la importancia de su labor social adoptando a los pobres como sus hijos predilectos, el Arzobispo de Medellín, Tulio Botero Salazar, transforma la antigua Organización Católica Social Arquidiocesana en el Secretariado de la Pastoral Social Medellín.

En el año 1969, articulan las acciones formativas del Secretariado de la Pastoral Social Medellín y las acciones asistencialistas de la Pastoral Caritativa, consolidando la Vicaría Episcopal de la Pastoral Social, que en adelante se encargaría del trabajo con obreros, marginados y campesinos, así como de las obras sociales y de asistencia.

Desde entonces, se ha tenido una fuerte incidencia en la generación de procesos que procuren una mejor calidad de vida de las poblaciones más vulnerables de la sociedad, a través de su crecimiento personal, la promoción y defensa de los Derechos Humanos, la prevención del fenómeno de la violencia por medio de un trabajo preventivo con los niños; la generación de procesos autogestionarios favoreciendo fuertemente a mujeres cabeza de hogar; y la atención primaria y psicosocial a las víctimas del desplazamiento forzoso que llegan a la ciudad de Medellín.

Nuestra Misión

Lograr a través del Área de Acción Caritativa, la revitalización de la presencia evangelizadora de la Iglesia Arquidiocesana de Medellín en parroquias, colegios, instituciones por medio de laicos formados y comprometidos.

Nuestra Visión

Para el 2025, el Área de Acción Caritativa, tendrá al interior de la Iglesia arquidiocesana, el reconocimiento necesario, con el fin de aportar a la transformación de la ciudad en procesos de perdón, reconciliación y paz.

Delegados de la Pastoral Social

Son sacerdotes de la Arquidiócesis de Medellín delegados por el arzobispo para liderar las acciones de Pastoral Social.