Contribuimos con la misión evangelizadora de la Iglesia Católica en el mundo y de modo concreto hacia nuestros hermanos privados de la libertad ubicados en los centros penitenciarios de Bellavista, Pedregal y La Paz.

Nuestra misión está orientada al acompañamiento y asistencia espiritual de la población recluida en los diferentes centros penitenciarios, sus familias, guardianes del INPEC y personal administrativo.

La Pastoral Penitenciaria Católica se encuentra incluida dentro de la delegación para el Servicio de la Caridad, uno de los ejes que tiene la Pastoral Social (Caritas Arquidiocesana).